exito

Christian Korwan Consulting

Ideas. Planeación. Exito.


Caso de Estudio: SKIU’s Romania

La situación de partida es un restaurante de comida rápida en la ciudad de Bucarest.

El negocio principal es el shawarma, que guarda mucha similitud con el Kebab comercializado en España y otros países.

Es un negocio sin mesas, solamente con servicio de Take away. El problema que encara este negocio es el bajo margen de beneficio.

A pesar de haber creado un servicio adicional de comida casera para dar solución a las oficinas y negocios de alrededor, el coste de la operativa sigue siendo demasiado alto respecto a las ventas que se obtienen.

El dueño se plantea bajar el precio de venta, cosa que en realidad es imposible dado que se trata de un producto ya de por sí muy económico, muy arraigado en las costumbres rumanas.

Además tiene mucha competencia alrededor, sobre todo con un negocio muy cercano que realmente vende a precios increíblemente bajos.

Los clientes que me conocen saben que soy totalmente anti low cost, dado que realmente siempre habrá alguien más económico, más barato que tú. Por lo que tarde o temprano, se tiene que reducir la calidad de la comida, ingredientes, servicio del personal, para poder hacer frente a la situación de menor beneficio.

Tras encargarme el estudio de viabilidad mi propuesta es cambiar radicalmente el concepto.

Mantener el negocio con el mismo producto hace imposible subir los precios, lo que se necesita para obtener mayor beneficio.

De manera que mi propuesta es introducir un nuevo producto o concepto de comida que siga siendo fácil para llevar, a la vez de rico y, sobre todo, apto para crear un sistema en su preparación y comercialización.

Tras analizar la competencia y los hábitos de consumo de la zona, doy con una muy interesante opción: las brochetas.
Las brochetas se preparan en grill o plancha, se pueden preparar por la mañana y dejar almacenado sin ningún problema, por tanto permite sistematizar todo el proceso de preparación y cocción.

Además, es un producto que se puede comer caminando, sentado en un parque, sin necesidad de usar cubiertos. Al carecer de salsas tampoco hay problemas de mancharse.

Brochetas en inglés se dice «skewers», y por su pronunciación, y tras revisar en internet su disponibilidad como dominio, decidimos el nombre comercial de «SKIU’s»; un nombre corto y fácil de recordar.

Al tratarse un negocio tipo Fast Food – Take Away, no solo la preparación y cocción tiene que ser apta para un sistema, sino el mismo proceso de pedido también debe ser sencillo.

Creamos 10 recetas diferentes de brochetas de cerdo, ternera y pollo, dándole a cada uno el nombre de un país, y haciendo la receta referencia a cada uno de ellos. De esta manera, los clientes simplemente tienen que pedir por ejemplo 2 de España, 1 de Italia, 2 de China, etc., pudiendo relacionar mentalmente el nombre del país con un sabor tradicional de su cocina. Y de esta manera, el reconocimiento del sabor facilita el proceso de pedido.

En la cocina, para el proceso de sistematización, me decanto por que todas las recetas se basen en marinados. Todas las carnes se preparan el día anterior en marinados para así coger durante la noche todas sus características. El proceso de preparación de corte, colocación en las brochetas, marinado y almacenado se puede esquematizar perfectamente.

Para validar la idea, en primer lugar se organiza, en un restaurante de piscina de verano, una cata con diversas recetas. Se hace de forma gratuita a los asistentes habituales de dicho restaurante. El resultado es espectacular, los clientes estuvieron encantados con los sabores, la variedad y la facilidad para comerlo.

Para una segunda validación, se contempla la organización de un evento privado en un establecimiento cercano. No es un negocio de la competencia, es más bien cafetería, pero sí dispone de un espacio exterior donde poder hacer una barbacoa. A parte, dicho evento se utiliza y aprovecha para una campaña de social media, a través de la cual se invitan a 50 seguidores de las diferentes redes al evento privado, para degustar todas las recetas, y a la vez de disfrutar de música en directo, concursos y regalos, relacionados con la reapertura del negocio bajo la marca SKIU’s.

Conseguimos de esta manera validar las recetas con seguidores reales interesados en la marca, también contenido multimedia para usar en las siguientes campañas de redes sociales y, por supuesto, el impacto mediático en la prensa local a través de varios influencers rumanos del mundo de la moda, la noche, la gastronomía y los negocios.

A través de las campañas de social media, las cuales comparto también a mis propios contactos, se producen varios contactos muy interesados en la marca SKIU’s y el concepto de gastronomía take away.
Una de las características esenciales que se plantea para el negocio es que no se necesita grandes espacios para la comercialización. Entonces, ¿cómo es posible cubrir toda una ciudad con varios establecimientos independientes? El plan es crear una cocina central y, desde ahí, cada mañana proveer a los demás establecimientos.

Incluso pienso en plantear usar únicamente servicios de delivery como forma de comercializar nuestra comida, y todo el personal contratado solamente se dedica a la cocción y preparación, no necesitando puntos físicos de entrega. Con esto se consigue ahorrar en alquiler de locales en segunda y tercera línea.

Por mi empeño en esquematizar y sistematizar todos los procesos buscando para ello un producto gastronómico idóneo, se abre la posibilidad de licenciar o franquiciar la marca SKIU’s, no solo en Rumanía sino en varios países europeos, dado el interés real de varios inversores que les ha cautivado el planteamiento.

Cómo puedes observar, partimos de una idea muy localizada de un solo establecimiento en una ciudad con una comida muy típica, común y muy barata, a desarrollar en menos de un mes un concepto totalmente nuevo con un producto gastronómico hasta ahora no explotado, con un planteamiento basado en el delivery, los pedidos por aplicación móvil y, por tanto, crear tendencia en el mercado de la comida para llevar, creando así increíbles oportunidades de negocio tanto la marca en sí como a los futuros inversores de franquicia.

Descargo de responsabilidad | Disclaimer

De ninguna manera, el caso de SKIU’s Romania puede tomarse o servir de guía para su aplicación en otras empresas o planes de negocio. Cada proyecto debe elaborarse por separado y su evaluación incluir varios aspectos que por cuestiones contractuales aquí no se mencionan. Christian Korwan Consulting y/o sus asociados, no son responsables directos y/o indirectos del uso que a esta información pueda dársele.